See PRO editionSee PRO edition

BIO

      Marian Aguilar (1979), marplatense, es una joven artista autodidacta y psicoanalista. Con su estilo pictórico nos transporta a un mundo de colores brillantes, con predominio de líneas curvas y formas orgánicas. Bucea en escenas mágicas, cargadas de emoción, que inunda de fragancia onírica el tratamiento de la imagen. Su obra se encuentra influenciada principalmente por los pintores vieneses Gustav Klimt y Friedensreich Hundertwasser y por el artista argentino Nicolás García Uriburu.

      En el año 2011 lleva a cabo su primera exposición de pinturas en el Galpón de las Artes. Luego viaja a Europa, se instala en Barcelona y se pone contacto con la obra del catalán Antoni Gaudí, reafirmando y profundizando las formas basadas en la naturaleza y el rechazo por las líneas rectas. Un año después, ya en Argentina realiza una muestra de pinturas en el Hotel Uthgra Sasso, participa en diversos eventos culturales de la ciudad y del 8vo Salón de Artes Plásticas Fogolar Furlán.



      Reflexión sobre mi obra:

      Mi propuesta se centra en esbozar el recorrido creativo por el cual se gesta una obra. Ese chasquido de dedos que resuena en la nota de la inspiración, ese instante en el que “ENCUENTRO”. Como decía Picasso “yo no busco, encuentro”. Es decir, no me planteo un objetivo de antemano que me direccione, no busco deliberadamente una forma específica, un color o una composición. Por el contrario, se trata de un proceso interno en el cual sucede el encuentro mágico, el que me causa, me impulsa y es motor de mi deseo. Así encontrando, me sorprendo encontrándome a mí misma. Conectándome con aspectos propios, del inconsciente como pulsación, como una abertura en el que el efecto sujeto acontece y se vuelve a cerrar. Es decir, pulsa: se abre y se cierra. Dice Lacan: “Pienso donde no soy, luego soy donde no pienso”. Por eso, me sumerjo en ese instante sin pensamiento, sin yo, para fluir en lo espontáneo y genuino que encontré en esa abertura.

      Intento compartir mi proceso creativo. Varios son los caminos posibles: una imagen se asocia a un poema; la letra de una canción que se transforma en un color brillante; una frase que se muda en una forma pictórica, una pintura que se completa en un sentido título, una sensación que migra en pinceladas.

      Si realizamos un corte transversal de mi obra, se impone como temática la fuerza y el misterio de la vida, el disfrute de los instantes y el dinamismo de los procesos internos, la metamorfosis y el movimiento.

      Por eso los invito a que se animen a vivir mi mundo a través mis pinturas, y como dice Cortázar a intentar “otros accesos a lo no cotidiano, simplemente para embellecer lo cotidiano, para iluminarlo bruscamente de otra manera, sacarlo de sus casillas, definirlo de nuevo y mejor”

                                                        Marian Aguilar


Design by DIAMONDMDP